martes, 31 de marzo de 2009

Buscando la Aurora: Entrevista 1ra parte


Buscando la Aurora es un despacho de arquitectos afincado en la Ciudad de México en el 2007 por los arquitectos Carlos Coronel y Héctor de la Peña, y que poco a poco se están convirtiendo en un hito de la arquitectura mexicana contemporánea. 

Le agradezco públicamente a los fundadores de Buscando la Aurora por la entrevista y por mostrar la parte humana ante la técnica de este proyecto que están emprendiendo juntos.


1.- La Pregunta obligada es ¿Por qué decidieron escoger la carrera de arquitectura y a que se dedicaban antes de escogerla?

CC= Creo que mi influencia directa y contundente fue que mi padre también es arquitecto y desde pequeño lo acompañaba al despacho donde se percibía un ambiente típico de taller con no más de 6 personas, escuchando música clásica de radio-unam y teniendo de vista el Bosque de Chapultepéc. Posteriormente pensando en otras profesiones no me veía vistiendo un traje todos los días o detrás de un escritorio recibiendo gente con folders color manila para firmar y cumplir procedimientos burocráticos. En cambio visitar la obra, escuchar las conversaciones de los albañiles con el capataz o el “arqui” me emocionaba, culminando con disfrutar un buen taco de guisado directito de la tapa de tambo a la leña.
Y antes de escoger la carrera pues estaba haciendo mi tarea de primaria o un poco antes jugando a construir edificios con lego.

HP= La arquitectura me escogió a mí. Patinar y tocar punk 


2.- Si no fueran arquitectos ¿Qué serían?

CC= Administrador de Empresas (actualmente debemos desarrollar dicha profesión de manera empírica).

HP= Millonarios, o al menos tendríamos algo de lana.

3.- Durante sus estudios universitarios, ¿Qué clase consideran fué la más importante?

CC= Diseño Arquitectónico. Aunque siempre ligada al conocimiento en mayor o menor escala de las demás materias, para poder entender cómo hacer viable en cuanto a instalaciones y estructura lo que se tenía en mente, tener los antecedentes con otros estilos arquitectónicos históricos y en su momento apreciar la factibilidad económica.

Carlos Coronel

4.- Al terminar tus estudios formaste un taller llamado TAC México, ¿En que consistía y que crees que te dejó?

CC= De hecho empecé a trabajar antes de terminar la Universidad, trabajando medio tiempo en el despacho donde trabajaba mi padre, el cual en principio se negó a que trabajara ahí para no sentir que me estaba influenciando y para evitar favoritismos, lo convencí de trabajar 6 meses para tomar experiencia y fueron 5 años, a la mitad de esa época un amigo Ingeniero me pidió junto con una novia de ese tiempo el ayudarlo a dibujar unos planos en AutoCAD, y pues resultó en un ingreso extra nada despreciable. Al mismo tiempo me mudé a San Angel donde tuve mi primer departamento y para que no me resultara tan caro decidí seguir maquilando planos y así hacer autosuficiente mi lugar de trabajo y mi lugar de residencia lo que se conocería como SOHO (studio-office/home-office). Como seguía trabajando por las mañanas, decidí contratar a amigos para que me apoyaran y afortunadamente resultó que ganaba después de pagar salarios más de lo que ganaba en el despacho. Por lo que tuve que tomar la decisión y dedicarme únicamente a mi taller, y fue que para tener un nombre que se recordara fácil abrí TAC México. 

Inicialmente solo iba a ser maquila de planos, pero el perfil de clientes que eran arquitectos o ingenieros con poca infraestructura y sin necesidad de gastar en ella hizo que virtualmente me convirtiera en su taller a distancia. Un concepto que ya es cotidiano actualmente pero que a mediados de los 90 no era un nicho explotado. Lo que me dejó fue la experiencia de poder ser un colaborador de igual a igual con mis clientes y ofrecerles la confianza de que no solo iba a entregarles una transcripción de su dibujo hecho a mano convertido a un dibujo de CAD, sino el valor agregado del diseño y desarrollo integral del proyecto. Además de poder seguir cumpliendo mi objetivo de ser dueño de mi propio negocio.

5.- ¿Crees que tienes un estilo propio?¿Como lo definirías?

CC= Algo que ha marcado mi historial profesional es la –ética profesional- que aunque se trata de enseñar en la Universidad, es algo que solo depende de uno, y en este punto de mi vida ha dado resultados ya que comparto el mismo principio con Héctor y tenemos como esencia de Buscando la Aurora la HONESTIDAD. Y esto reflejado en estilos creo que si lo hace propio, pero no como sello o característica formal, sino como análisis y reflexión a un problema o necesidad del proyecto. Nunca como simple copia, imitación o pseudo-interpretación de otras firmas o proyectos. 

La definición de mi estilo sería la suma de experiencia profesional, pláticas y disertaciones con colegas y amigos, además de la pasión reflejada en los 15 años que llevo diseñando y desarrollando arquitectura.

6.-¿Cuál fue el primer proyecto que desarrollaste por tu cuenta desde el diseño hasta la colocación del ultimo detalle? ¿Qué sentiste?

CC= El que me ha dado más satisfacción personal es mi departamento, dado que día a día sigo descubriendo las posibilidades de luz y espacio de un sitio de 34m2.

Y el que más me ha dado satisfacción profesional es la Casa Cruz que estuve de principio a fin del proyecto mientras colaboré en TEN Arquitectos, sentí mucha motivación porque fue toda una historia. Empezando con una leyenda urbana de que los clientes, que son un matrimonio joven increíble encontraron la referencia de TEN Arquitectos en la sección amarilla y que poco a poco se fueron dando cuenta de quién era el arquitecto a quien le habían encomendado su hogar. Posteriormente se tenía un terreno entre colindancias que resultó ineficiente en cuanto asoleamiento y vistas, por lo que después de dos proyectos conceptuales llegaron con la propuesta de un nuevo terreno en esquina. Posteriormente se desarrolló el proyecto en el nuevo terreno que contaba con un gran árbol que por cuestiones de niveles era casi imposible conservarlo, pero mi sorpresa fue que la semana de demolición y limpieza me dice directamente Enrique Norten que ese árbol se conserva, y pues en una semana se tuvo que remodular toda la casa, al final, ese árbol tiene toda la presencia y sino estuviera, el proyecto sería otro totalmente. Ahí aprendí que pequeñas decisiones hacen grandes cambios, no importando que se hagan faltando 5 minutos para la entrega. Eso… …es arquitectura.

Héctor de la Peña

7.- ¿Cómo fué que ganaste la mención honorífica de la ACSA?¿Qué crees que te hizo ganarla?

HP= No sé, supongo que le gustó mucho al jurado y las friegas que me puse. 

*ACSA es una asociación de escuelas de arquitectura que tiene como misión avanzar en la educación arquitectónica a través de apoyo a las escuelas miembro, a su facultad y sus estudiantes.

8.-¿Por qué decidiste entrar a la competencia?

HP= Me inscribió un profesor muy querido que creía en mi. Gracias Guillermo. 

9.- Ahora impartes clases en La Universidad La Salle, ¿Qué consideras es lo más importante que tus estudiantes deben tomar en cuenta para empezar a diseñar un proyecto?

HP= Todo, la arquitectura es integral. 

+ Mañana la 2da parte

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Orale esta padre heri leeré la otra parte mañana he!!!

AlEiA wArHoL dijo...

hola!! gracias por visitar nuestro blog, la fecha de la fiesta en el imperial de dj set de baterista y guitarrista de bloc party es el mismo 17 de abril lo que pasa es que un evento es a las 6 y el otro es a las 9 ;)!
siguenos visitando
http://lespistoilettespouvezdanser.blogspot.com/